En el jardín, bajo el rocío de la mañana, cuando mi hermana y nos casábamos de trabajar, no acostábamos en la tierra fresca y negra. Nuestras almohadas eran las barrigas de los perros callejeros que Mema había acogida en casa. Les susurrábamos dulcemente mientras ellos reposaban allí con nosotras: “Los amo, ustedes no lastiman como lo hace la gente”.

Las mariposas llenaban el jardín. Yo gritaba: “¡Mema, mira, vienen hacia mi!”. Ella respondía: “Cariño, tiene que ver con el espíritu que llevas dentro de ti… Lo pueden sentir”. Yo quedaba atrapaba en el momento, saltando para volar, imitando a las mariposas y anhelando que se posaran sobre mi mano. Hoy en día, todavía me resulta familiar ese sentimiento, presente cuando el tiempo se detiene, y sabes que ese es un instante que vas recordar para siempre. Me encantaba ver las alas de las mariposas que revoloteaban en cámara lenta, impregnándome de su patrón de colores elaborado de forma intrincada y vibrante, anhelando y queriendo ser como descendían las mariposas, como para conectarse, como si se estuvieran deteniendo para saludar.

 

Compre Ahora

Biografía de la autora

Natalie es originaria de la zona rural de Carolina del Norte (USA), lugar donde conoció y se casó con Will, su mejor amigo. Tiene una Maestría en Administración de Negocios y certificaciones en Misiones Internacionales, Coaching en Salud y Liderazgo para emprendedores. A Natalie le apasiona la mentoría , el voluntariado y poder alentar a otros a través de sus dones. El propósito de su vida es brindar esperanza a los necesitados y ayudarle a las personas a encontrar su mejor no está escuchando música o hacienda uso de su talento natural de conectarse con las mariposas, se encuentra vinculándose con la gente y amando los demás, lo cual incluye apadrinar a niños de la India, África y del mundo entero.

Our Authors Have
Been Featured On